Hoy hablaremos sobre la limpieza de los metales, dado que sois muchas las que a diario me preguntáis por ello, voy a facilitaros algunos consejos y cómo proceder a su limpieza.

 

Hay varios tipos de metales:

*Los metales de aleación zinc, cadmio, níquel, bronce, hierro y acero (compuesto por hierro, silicio, etc…), plata tibetana, aleación de varios de los citados metales anteriores y una parte de plata.

*Los metales nobles plata de ley y el oro.

Vamos a conocer como debéis de limpiar cada uno de ellos.

 

Limpieza de metales de aleación: 

  • Toallitas: Existen numerosas toallitas en el mercado para la limpieza en general de metales así como líquidos limpiadores. Las toallitas solamente tenéis que frotar el metal con ellas, hasta que quede en su estado original.
  • Líquidos limpiadores: Los líquidos se utilizan introduciendo el metal en ellos, y habitualmente pasándolos luego por el grifo o un vaso con agua limpia, posteriormente se seca con un trapo seco. (Cuidado si tienen piedras pues podemos variar su color, dado que la composición de estos líquidos son corrosivos, pudiendo dañar o alterar las especificaciones técnicas y composición de cada piedra).
  • Cremas, poner un poco sobre la pieza a limpiar y frotarla, después limpiarla con un trapo limpio hasta retirar todos los restos del material y frotar hasta que quede impoluta.
  • Limón: ideal para limpiar el cobre. Simplemente frotándolo

Limpieza de plata: la plata que no tiene uso, suele ponerse negra ya que se oxida con la atmósfera, esto se debe a una reacción química con el sulfuro de hidrógeno del aire…. Además, la plata puede adquirir ese color negruzco al entrar en contacto con otros productos, como perfumes, cremas o maquillajes e incluso el sudor de tu piel.

  • Toallitas: Existen numerosas toallitas en el mercado para la limpieza en general de metales así como líquidos limpiadores. Las toallitas solamente tenéis que frotar la plata con ellas, hasta que quede en su estado original.
  • Líquidos limpiadores: Los líquidos se utilizan introduciendo la plata en ellos, y habitualmente pasándolos luego por el grifo o un vaso con agua limpia, posteriormente se seca con un trapo seco. (Cuidado si tienen piedras pues podemos variar su color, dado que la composición de estos líquidos son corrosivos, pudiendo dañar o alterar las especificaciones técnicas y composición de cada piedra).
  • Cremas, poner un poco sobre la pieza a limpiar y frotarla, después limpiarla con un trapo limpio hasta retirar todos los restos del material y frotar hasta que quede impoluta si puede ser con un trapo de algodón.
  • Baños de plata: En algunas ocasiones la plata no queda totalmente limpia ello se debe a nuestro sudor que inter-actúa con la misma, en estos casos, para dejarla como nueva habría que proceder con otros líquidos que incorporan baños de plata a las piezas, derivando la misma pieza a tu joyero o artesano de mano, para que realice éste procedimiento por ti.
  • Remedios caseros: Existen numerosos remedios caseros como el:
    • Bicarbonato para limpiar la plata introduciendo está en el mismo y dejándolo actuar unos minutos y después aclarándolo y secándolo con un trapo limpio, aunque su uso es abrasivo y acaba modificando la composición de la plata sobre todo en aquellas menos puras.
    • Flúor: Para mí el remedio casero más eficaz es la pasta de dientes (que lleve bien de flúor), dado que éste hace que la plata vuelva a su estado original. Para ello sólo tienes que coger un viejo cepillo de dientes con pasta, frotarlo unos minutos y dejarlo actuar de 5 a  10 minutos, posteriormente limpiarlo bien bajo el chorro del grifo y cepillarlo mientras se aclara, por último secarlo con un trapo limpio.
  • La plata también se estropea con el uso de perfumes o líquidos corrosivos como Kh7, amoníaco, lejía, etc., en algunos casos se puede recuperar el mismo, consulta a tu artesano o joyero de mano.

Limpieza de oro:

El oro es el metal más noble, de ahí que sea el más costoso, y también uno de los más difíciles de ponerse feo o casi imposible, bien es cierto que va perdiendo su baño con el tiempo y el uso. Su limpieza simplemente basta con pasar una bayeta pulidora y abrillantadora, si el oro ha perdido su baño derivalo a tu joyero o artesano de mano, para que realice éste procedimiento por ti, así quedará sin arañazos y con brillo de nuevo.

 

NOTA ACLARATORIA:

Aunque todos los metales no suelen ser abrasivos, sí que hay ciertos productos con los que debemos de tener cuidado sobre todo en caso de bisutería de metal (zinc, cobre, cadmio, níquel, etc., para ello debemos de tener cuidado con los productos de limpieza que habitualmente utilizamos en el hogar así como las colonias o perfumes, ya que pueden afectar su estructura haciéndola ponerse “feos”, o estropearlos a la primera interactuacion con ellos o con el paso del tiempo

.

Espero que os haya servido de ayuda, para mantener vuestros metales nobles y de aleación como el primer día.

 

Druantias Bisutería Artesanal

Pin It on Pinterest

Share This
0

Tu carrito